El tejido linfático

El tejido linfático o linfoideo es el principal componente del sistema inmunitario y está formado por varios tipos de células que trabajan juntas para combatir una infección. El tejido linfático y el sistema inmunitario pueden participar también en la lucha contra algunos tipos de cáncer. Este sistema no acepta los tejidos recibidos de otras personas, tales como las transfusiones de sangre o los transplantes de órganos.
Las células de nuestro cuerpo están bañadas por el líquido intersticial o fluido tisular, cuya composición es semejante al plasma sanguíneo y contiene aminoácidos, azúcares e iones aunque es pobre en proteínas y carece de células sanguíneas.
El tejido linfático se encuentra en muchos lugares del cuerpo, incluyendo los ganglios linfáticos, el timo, el bazo, las amígdalas y la médula ósea, y también se halla disperso dentro de otros sistemas, como el digestivo y el respiratorio. El sistema linfático es el encargado de enlazar todos los tejidos linfáticos entre sí.

El tipo principal de célula que forma el tejido linfático es el linfocito. Los linfocitos, a partir de los cuales se desarrollan los linfomas, circulan por el sistema linfático en dirección al torrente sanguíneo. Hay dos tipos principales de linfocitos: los linfocitos B y linfocitos T. Aunque ambos tipos pueden producir un linfoma, los de células B son mucho más frecuentes que los de células T.
http://www.dmedicina.com/enfermedades/actualidad/el-tejido-linfatico

El líquido intersticial proporciona oxígeno y nutrientes a todas las células, a la vez que recoge el dióxido de carbono y las sustancias de deshecho, como la urea.
Debido a la presión sanguínea en los capilares arteriales, se produce un intercambio entre líquido intersicial y los capilares sanguíneos. Parte del plasma sanguíneo sale de los capilares y a su vez parte del líquido intersticial entra en estos vasos.
A través del sistema circulatorio linfático los capilares sanguíneos aseguran el retorno a la circulación de todo el líquido intersticial.
El líquido que circula por los vasos linfáticos recibe el nombre de linfa, que es un líquido de composición muy parecida al plasma sanguíneo, pero con menor cantidad de proteínas y con células especializadas que realizan funciones de respuesta inmunitaria, los linfocitos. Estos se concentran en los ganglios, que están repartidos de forma regular en los vasos linfáticos.

Los ganglios linfáticos son órganos del tamaño de una judía que se encuentran localizados en todo el cuerpo y que están conectados mediante un sistema de vasos linfáticos. Estos vasos son parecidos a las venas, pero, en vez de llevar sangre, transportan linfa, un fluido que contiene productos de desecho y excesos de fluido de los tejidos corporales, así como células del sistema inmunitario que se trasladan a los ganglios linfáticos de otros tejidos. Los ganglios linfáticos aumentan de tamaño cuando están combatiendo una infección. Y un ganglio linfático grande es indica con frecuencia la aparición de un linfoma.
http://www.dmedicina.com/enfermedades/actualidad/el-tejido-linfatico

external image ganglio1.jpg
http://www.google.es/imgres?hl=es&biw=1920&bih=979&gbv=2&tbm=isch&tbnid=01cyN_kS45X65M:&imgrefurl=http://www.ferato.com/wiki/index.php/Ganglio&docid=nZCmphEggxmoDM&imgurl=http://www.ferato.com/wiki/images/f/fa/20080825_mgb_Ganglio_.jpg&w=354&h=235&ei=GbunT4DKKMrA0QWKiJzvAw&zoom=1&iact=hc&vpx=477&vpy=193&dur=320&hovh=129&hovw=195&tx=107&ty=62&sig=108306529134073377281&page=1&tbnh=113&tbnw=170&start=0&ndsp=49&ved=1t:429,r:2,s:0,i:141

Con ayuda de los linfocitos, la linfa interviene en los mecanismos de defensa del organismo. Y con ayuda de las paredes permeables de los capilares linfáticos, controla el retorno de las proteínas desde el líquido intersticial a la sangre y filtra el excedente de líquido intersticial.

external image capilares.jpg
http://www.google.es/imgres?hl=es&gbv=2&biw=1920&bih=979&tbm=isch&tbnid=_AdLnZ9q4JnJaM:&imgrefurl=http://tfcr-e.blogspot.com/2010/01/origen-de-la-linfa.html&docid=wEMp3z336L091M&imgurl=http://1.bp.blogspot.com/_uXKk8OXldZw/S2CP79GbhfI/AAAAAAAACMU/TBL6eUyVzu4/s1600/capilares.jpg&w=370&h=535&ei=XLunT4P8FqrC0QWRurWbCg&zoom=1&iact=rc&dur=414&sig=108306529134073377281&page=1&tbnh=126&tbnw=87&start=0&ndsp=56&ved=1t:429,r:17,s:0,i:131&tx=40&ty=84La relación que existe entre el sistema inmunitario y el linfático es que el tejido linfático es una parte del inmunitario y se encarga de producir los glóbulos blancos plaquetas y globulos rojos. Los glóbulos blancos son los encargados de protegernos de las infecciones con lo que el sistema linfático tiene una importante función en el inmunológico.